Consejos para reducir los gastos en casa

reducir gastos en casa

Una propiedad debe mantenerse regularmente para no degradarse y perder valor, por lo que es posible que desees realizar cambios y hacer algún trabajo para esto. Aunque en una situación económica difícil, no siempre es fácil tener el presupuesto necesario para realizar trabajos de renovación o modificación en el hogar.

Sigue estos consejos y reducirás los gastos en casa

Por lo tanto, te daremos algunos consejos para tratar de reducir los gastos de casa y así obtener esos cambios a un precio más bajo.

ahorrar gastos

Reducir el consumo de energía significa reducir las facturas

La principal fuente de consumo de energía en una vivienda es la calefacción (más de 2/3 de la energía final consumida).

Lógicamente, es por medio de la calefacción que tenemos más posibilidades de reducir la energía. Y aquí las cosas se complican, ya que tienes que saber qué calefacción elegir según las limitaciones del hogar y los diferentes criterios, como el rendimiento energético, las emisiones de CO2 o la tasa de uso de energía renovable.

Aprovechar al máximo las ayudas de renovación

Para luchar contra la contaminación y reducir el gasto de energía, el gobierno está implementando numerosas medidas para ayudar a las personas a financiar sus trabajos de renovación energética.

De esta manera puedes aislar más fácilmente tu casa cambiando por ejemplo las ventanas o puertas que no sean lo suficientemente aislantes.

Reducir el consumo del agua

El agua potable es un recurso indispensable en todos los hogares. Además de su uso en casi todas las tareas domésticas: cocina, lavadora, baño, etc., también participa en actividades de jardinería. Esto conduce a un gran consumo que se materializa en la factura.

Es por eso que cualquier desperdicio de agua en tu hogar se siente inevitablemente cuando pagas al final de mes.

Gestos cotidianos para ahorrar dinero

gastos casa

Para reducir la factura hay soluciones económicas o incluso gratuitas. La gran mayoría de las personas ya han adoptado un comportamiento más responsable con respecto al consumo de energía en sus hogares.

A continuación, te daremos algunos consejos que te serán útiles a la hora de ahorrar en tu factura energética:

La calefacción

Por ejemplo, es suficiente purgar los radiadores, instalar válvulas termostáticas o aislar las puertas y ventanas, para poder ahorrar un poco en el consumo.

Descongelar la nevera

Un congelador o refrigerador helado consume hasta un 30% más de energía. Así, 2 cm de escarcha supone hasta 50 euros más al año. Por lo tanto, es aconsejable descongelar tan pronto como la capa alcance los 3 mm y para reducir aún más su consumo, cuando descongeles alimentos, ponlos en el refrigerador.

Lavar la ropa a baja temperatura

Lavar ropa oscura y colores suaves a bajas temperaturas es un buen consejo. Un ciclo de 40 grados en lugar de 60 reduce el consumo de electricidad en un 25%. Aún mejor, pasar de 90 grados a 30 significa usar tres veces menos de energía.

Si tienes una secadora, ten en cuenta que utilizas el doble de energía para secar la ropa que lavaste. Coloca solo la ropa bien escurrida y espera hasta que esté llena para ponerla en marcha.

Lavavajillas en modo «eco»

Utiliza (si lo tienes) el botón ecológico en el lavavajillas. Puede consumir hasta un 45% menos de electricidad.

Contrariamente a la creencia popular, el lavavajillas consume menos que si lavamos a mano, ya que solemos dejar el grifo abierto mientras fregamos y utilizamos agua caliente, por lo que el consumo de agua y electricidad es importante.

No abusar de la cocina eléctrica

Si tienes una cocina eléctrica apágala 10 minutos antes de que finalice la cocción porque la placa tiene una inercia muy alta. Si necesitas reemplazar tu electrodoméstico, opta por una placa de inducción en lugar de una placa de cerámica, ya que  ahorrarás un 30% de energía.

Deja un comentario