Principales monumentos de Barcelona

En el mundo existen muchos lugares a los que cualquier persona desearía ir como turista, y uno de esos sitios es la ciudad de Barcelona en España, ya que posee espacios muy emblemáticos para conocer, como son sus destacables monumentos.

La lista de monumentos en Barcelona para conocer es larga, pero los principales de la ciudad son los que más cautivan a los visitantes, gracias a que son los que más destacan, y es por ello que reciben a muchas personas cada día.

¿Cuáles son los principales monumentos de Barcelona que no puedes perderte?

Planifica tu viaje con tiempo e incluye los principales monumentos de Barcelona que te dejaremos en este post, así conocerás lugares que son una visita obligada para cualquiera, por lo que tienen que ser agregados a tu itinerario.

Parque Güell

Otro de los principales monumentos de Barcelona es el Park Güell, un lugar maravilloso para respirar aire fresco y admirar la obra del arquitecto más famoso de Barcelona, ​​Antoni Gaudí, y que se encuentra ubicado en lo alto de la ciudad.

Este espacio verde ofrece una vista increíble del puerto y el océano, así como de la Sagrada Familia, otro monumento principal del que hablaremos más adelante.

En 1900, Eusebi Güell, un empresario industrial, contrató a Gaudí para crear una urbanización en las afueras de Barcelona. Inspirándose en las ciudades jardín de Inglaterra, Güell esperaba crear una finca utópica con villas y jardines rodeados de naturaleza.

La construcción del proyecto duró entre 1900 y 1914, pero debido a la falta de interés de los compradores, la propiedad nunca se completó. Hoy en día, el área es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y alberga un museo dedicado a la vida y obra de Gaudí.

En el corazón de la Zona Monumental, encontrarás la Plaça de la Natura (Plaza de la Naturaleza).

Sentado sobre columnas hipóstilas y sobresaliendo de la montaña detrás, este espacio al aire libre estaba destinado a ser utilizado para eventos a gran escala como conciertos. 

Se encuentra revestido de bancos con mosaicos de fragmentos de azulejos, y presenta un dragón de 2,4 metros de largo (algunos lo llaman la salamandra).

Se trata de una de las obras maestras de Gaudí, y la técnica que usó para hacer que las esculturas parecieran tan realistas se llama Trencadis, que consiste en cubrir la superficie con pequeños trozos de cerámica rota.

Arco del Triunfo

Barcelona alberga uno de los arcos triunfales más famosos del mundo. Fue construido para conmemorar la participación de la ciudad en la Exposición Universal de 1888, un evento que marcó a Barcelona como un gran centro artístico, económico y científico.

Diseñado por el arquitecto catalán Josep Vilaseca, el Arco del Triunfo es un monumento de ladrillo de estilo mudéjar de 30 metros de altura.

A diferencia de la mayoría de los arcos triunfales clásicos, que tradicionalmente se construyen en mármol monumental, este arco triunfal de inspiración neomudéjar se creó con ladrillos rojos.

El Arco del Triunfo está rodeado de frisos decorativos que representan temas relacionados con la ciudad. La cornisa frontal del monumento dice «Barcelona rep les nacions», lo que significa que “Barcelona da la bienvenida a las naciones”, mientras que el friso trasero se llama «Recompensa» o «repagar».

También hay relieves a ambos lados del Arco del Triunfo que representan alegorías del arte, el comercio y la agricultura, y figuras de murciélagos esculpidas en los dos pilares que forman el arco.

Situado al final del Passeig de Lluis Companys y junto al Paseo del Triomf, el Arco del Triunfo es uno de los principales monumentos de Barcelona, es un gran punto de referencia para ver cuando estás en la ciudad.

Para empezar a hacer turismo por la ciudad, sin duda alguna este es el sitio perfecto, especialmente si combinas tu visita con un recorrido por el parque de la Ciutadella y el zoo de Barcelona.

Actualmente, este monumento es una de las principales atracciones turísticas de Barcelona, ​​especialmente para las personas que disfrutan corriendo o participando en maratones, por lo que debes animarte a conocerlo cuando estés en ella.

La Sagrada Familia

El lugar más privilegiado de los principales monumentos de Barcelona es para La Sagrada Familia, la obra más conocida de Antoni Gaudí y el monumento más visitado de la ciudad.

Sus exteriores son reconocibles desde la distancia, pero es el interior el verdadero testimonio del talento de Gaudí.

La elaboración del proyecto se inició en 1882 y fue concebido como un templo expiatorio, pero su construcción se desaceleró durante la Guerra Civil Española y por la muerte de Gaudí en 1926, aunque se lograron grandes avances en el lugar.

Como ocurre con la mayoría de las obras de Gaudí, la arquitectura de la Sagrada Familia se inspiró en la naturaleza y la biomimética. Su diseño utiliza formas geométricas, estructuras estructurales y color para expresar su creencia en el cristianismo.

Usó una mezcla de tradiciones góticas y bizantinas, así como influencias del modernismo catalán y el Art Nouveau, creando una simbiosis entre la forma y la iconografía cristiana. El edificio es una obra maestra del modernismo, y una de las iglesias más bellas del mundo.

En su diseño, Gaudí se inspiró en las formas naturales y adoptó el concepto de una catedral basada en una escala astronómica. Su visión era que la iglesia sería un símbolo de la presencia de Dios en la historia humana, con torres que se elevaban hasta el cielo y se acercaban a Dios en oración.

Actualmente, la iglesia se encuentra en un período de restauración intensiva. Se están generando nuevos modelos y dibujos de yeso para acelerar el proceso de diseño.

Los arquitectos también están utilizando tecnologías digitales de diseño y construcción, para crear las geometrías complejas de la catedral.