Cómo evitar las quemaduras solares

como evitar las quemaduras solares

La apariencia del bronceado, siempre que sea natural y no esté vinculada a los autobronceadores que solo son tintes, permite absorber la mayor parte de los rayos UV y transformarlos en energía.

Ten cuidado con el sol y las quemaduras solares

Al mismo tiempo es esencial tener suficiente cantidad de vitaminas A y C en la piel. Esto se logra a través de una dieta equilibrada basada en frutas y vegetales frescos y orgánicos. Es recomendable a su vez tomar la vitamina oemina solar en forma de carotenoides naturales, y la vitamina C natural de la acerola y los escaramujos entre otras.

Tomar dos cápsulas por la mañana de mayo a septiembre ayuda a conseguirlo.

Si tienes una piel frágil puede ser útil complementarlo también con Oemine Krill, que contiene astaxantina, un poderoso antioxidante, para eso debes tomar una cápsula en los días de exposición. También hay que tener en cuenta que las vitaminas se degradan rápidamente en la piel bajo la influencia de los rayos UV, por ejemplo, los carotenoides se destruyen en ocho días.

protegete siempre del sol

Por lo tanto debemos renovar sus existencias durante todo el verano. Por la noche, es posible reafirmar la piel con crema dermatológica o crema fría Oemine, que también contienen vitaminas naturales A, E y C. 

Como la melanina tiende a oxidarse, debe estar protegida por estas vitaminas; el protector solar evita que la piel reponga la vitamina D.

La idea que se ha tenido durante los últimos años es que no debemos salir a la calle sin protección, especialmente, si tienes un fototipo claro.

Esto es un error que ha llevado a la población a ser deficiente en vitamina D. Es absolutamente necesario tomar el sol durante 20 minutos al día en momentos en que no hay riesgo de quemaduras solares. Ya sea alrededor de las 10:00 (8h solar) o alrededor de las 17:30.

Es solo después de un mes de estos baños de sol progresivos que la piel está entrenada para producir vitamina D y para que la melanina se distribuya uniformemente en las células de la piel.

En lugar de un protector solar, es mejor cubrirse o permanecer en la sombra sabiendo que el reflejo en la arena o una superficie clara devolverán una gran parte de los rayos UV. Los protectores solares están lejos de ser perfectos.

Los conocidos como pantalla total nunca lo han sido, de hecho es posible que las personas que los usan tengan más probabilidades de desarrollar cáncer de piel que las que no lo hacen.

¿Por qué hay que tomar precauciones?

La razón es simple, no toman precauciones y se exponen al sol durante horas porque creen que están totalmente protegidos.

Hay que tener en cuenta que no nos ponemos crema en todas partes, por lo que las pantallas no absorben completamente los rayos UVA cancerígenos. Sin embargo y si no puedes hacer nada al respecto es mejor elegir una pantalla de minerales orgánicos, siendo en este caso necesario utilizar protección cada dos horas.

Quemaduras solares

La quemadura solar común es una quemadura de la piel causada por los rayos UV, por lo tanto, es esencial tratarlo para evitar las consecuencias que producen la heliotermia. Para esto nada mejor que utilizar Oemine solar tópico.

Este tópico para después del sol se basa en vitaminas A y E, zinc y aceite que se sabe que son activos en las quemaduras.

la crema solar proporciona protección y seguridad a la piel

Puede aplicarse sistemáticamente después de un baño de sol tanto para calmar la sensación de calor como para evitar que nos peleemos. Es útil no solo después de un simple eritema solar (enrojecimiento después de la exposición), sino también en caso de una quemadura de 1er o 2do grado con ampollas. En todos los demás casos también es útil porque promueve el bronceado.

Hidratar la piel regularmente para evitar la insolación

Ponerse protector solar no evita las insolaciones, por lo tanto es muy importante hidratarse adecuadamente, usar un sombrero y gafas debidamente homologadas.

También es importante que prestes atención a tu vestimenta, ya que esta debe ser ligera y a ser posible de algodón, ya que mejora la transpiración. Mojar la piel no es suficiente; tienes que secarla de inmediato, porque si no lo haces, el agua proyectada en la piel se evaporará.

En cuanto a los bebés, debería estar prohibido llevarlos a la playa o a la piscina entre las 11:00 am y las 16:00 pm.

Ninguna pantalla los protegerá de la insolación que puede llevarlos al hospital por deshidratación aguda; así que ten cuidado si aparecen signos como vómitos o diarrea, ya que pueden ser síntomas de una insolación.

En los adultos esto también produce náuseas con o sin dolor de cabeza. Es recomendable si te pasa hidratarte con agua y sal marina y no exponerte al sol por el resto del día o durante 24 horas, quedándote en casa en un ambiente lo más fresco posible.

Deja un comentario