Pros y contras de los préstamos con garantía hipotecaria

Ante una emergencia económica, los préstamos con garantía hipotecaria son una de las opciones de financiación más populares entre las personas. Se trata de un producto financiero que cuenta con sus pros y contras, los cuales se deben conocer antes de su solicitud, para saber si es la mejor opción para los usuarios.

Principales pros y contras

Uno de los productos financieros que más aprovechan las personas, son los préstamos con garantía hipotecaria. Se trata de una financiación donde los usuarios solicitan un crédito que tiene como aval un bien inmueble, con el fin de garantizar que el deudor pagará la cantidad prestada.

Antes de proceder con la solicitud esta financiación, los usuarios deben conocer las ventajas y desventajas, para saber si es la mejor opción para atender sus necesidades económicas.

Pros préstamos con garantía hipotecaria

Una de las principales ventajas de los préstamos que tienen como aval un bien inmueble es obtener una mayor financiación, en comparación con un préstamo personal, esto permite atender emergencias económicas que requieran de un alto capital.

El total del préstamo dependerá del valor del bien inmueble, que el deudor usará como garantía, y los plazos de devolución de los préstamos son similares a los de una hipoteca, entre 5 a 20 años, dependiendo de la cantidad solicitada.

También es posible continuar viviendo en el inmueble usado como aval, incluso se tiene la opción de vender la vivienda mientras se paga el préstamo. En comparación con otros préstamos, los requisitos para su solicitud y obtención son más fáciles de cumplir, esto permite recibir el dinero en menos tiempo.

Si los usuarios no se encuentran en nómina o están en la lista de morosidad, pueden solicitar los préstamos con garantía hipotecaria, dado que la deuda recae en la garantía.

Incluso los prestamistas pueden aprovechar la ventaja de que recuperarán su dinero con el inmueble puesto en garantía, lo cual puede ser una vivienda, un apartamento, un local, o una oficina.

Contras de los préstamos con garantía hipotecaria

Una de las desventajas más importantes está relacionada con los intereses que se cobran, y es que los intereses de los préstamos con garantía hipotecaria, son más elevados que los intereses de un crédito hipotecario o personal.

Es un punto esencial a tener en cuenta, dado que afecta la cantidad a amortizar mensualmente hasta la finalización del pago de los préstamos, así que los usuarios que no cumplan con el pago de las cuotas de los préstamos, corren el riesgo de perder el inmueble que entregaron como garantía.

Para que el inmueble sea una vivienda o local funcione como aval para los préstamos con garantía hipotecaria, deben estar libres de cargas, o bien, estar pagados en su totalidad. Son préstamos donde se utilizan comisiones y gastos de gestión, los cuales son pagados por la entidad bancaria en caso de conceder los préstamos.

¿Cómo encontrar el mejor préstamo?

Existe una gran cantidad de prestamistas que ofrecen dinero con un bien inmueble como aval. Sin embargo, es importante elegir correctamente para evitar estafadores, o situaciones que conlleven a un problema económico más grave.

Lo primero es informarse muy bien antes de solicitar los préstamos. Para eso, los usuarios pueden solicitar información a los prestadores, con el fin de comprender totalmente los términos y condiciones de los préstamos.

Los usuarios deben resolver cualquier duda antes de proceder, como la tasa APR, el pago global de los préstamos, y si existe una multa por pago anticipado. Son aspectos esenciales que deben tener claro antes de pedir los créditos.

También se recomienda comprar un seguro de crédito, el cual pagará las cuotas de los préstamos en los casos donde las personas se enfermen, sufran una discapacidad, o fallezcan.

Una información relevante que las personas deben conocer es su puntuación de crédito, este determina las posibilidades de que la solicitud sea aceptada. La puntuación se ve afectada por el historial de pago de facturas, los pagos atrasados, o las deudas pendientes, por ejemplo.

Se recomienda a los usuarios negociar con varios prestadores al mismo tiempo, esto permite elegir uno con mejores condiciones en el pago de los préstamos con garantía hipotecaria.

No hay que elegir al primer prestador que se encuentra, dado que se puede negociar con ellos, cuando tengan conocimiento de que existe competencia. Gracias a esto, los usuarios pueden bajar sus puntos, los cargos, o las tasas de intereses.

Regla de cancelación de tres días

Al momento de solicitar los préstamos con garantía hipotecaria, es posible que surjan dudas, o que ya no se necesite. En estos casos, se puede utilizar la regla de cancelación de tres días.

Se trata de una regla que permite a los usuarios reconsiderar el acuerdo de los préstamos firmados donde su vivienda principal es la garantía, permitiendo que pueda pagar el trato, sin multa o penalidad.

Los motivos por los cuales pagar los préstamos pueden ser cualquiera. Sin embargo, solo se puede utilizar si la residencia usada como colateral es la principal, ya sea una casa, una casa rodante, y hasta un barco que se use como vivienda.

El derecho de la Regla de pago de tres días no se puede utilizar en una casa de vacaciones, o en una residencia secundaria.