Cómo arreglar un bolso pelado?

arreglar un bolso pelado

Los bolsos destacan por ser accesorios esenciales dentro de cualquier outfit, debido a que además de complementar cualquier atuendo y ser el accesorio ideal para cualquier ocasión, también ofrecen la posibilidad de llevar diversas cosas en su interior.

Ahora bien, dependiendo de su material de fabricación, es normal que con el paso de los años y el uso continuo los bolsos empecen a verse afectados, dando lugar a una pregunta muy habitual: ¿Cómo arreglar un bolso pelado?

¿De qué forma arreglar los bolsos que están pelados?

Bolso cuarteado

Hay diversos consejos que pueden ser de utilidad para lograr salvar los bolsos que comienzan a pelarse, solo es cuestión de conocerlos y escoger alguno de ellos según cada caso. Por eso, a continuación, señalamos varios de esos métodos que se pueden aplicar al momento de querer arreglar un bolso pelado, y poder conseguir los resultados esperados de forma relativamente sencilla:

1.      Utilizando relleno para cueros

El relleno para cueros destaca por ser una alternativa simple, eficaz y duradera al querer arreglar los bolsos que empiezan a pelarse, y es que consiste en un producto que ofrece la posibilidad de arreglar bolsos de cuero y también de material sintético, el cual puede encontrarse con facilidad a través de tiendas online.

Al momento de usarlo únicamente hay que asegurarse de seguir las instrucciones del producto, que suelen variar ligeramente dependiendo de cada marca; en cualquier caso, permite cubrir sin problemas las áreas desgastadas o peladas de los bolsos, al igual que las grietas u otros daños pequeños.

2.      Utilizando jabón para vajillas y pega blanca

Una alternativa económica y efectiva, sin duda puede ser el optar por utilizar un poco de pega blanca junto a jabón para vajillas.

En este caso solo será preciso asegurarse de mezclar 5 ml de jabón para vajillas y 4 tazas de agua dentro de un bol; además, al momento de aplicarlo, es conveniente utilizar guantes multiuso a fin de proteger las manos.

Una vez preparada la mezcla hay que humedecer con ella un cepillo de dientes limpio y frotarlo con cuidado sobre el bolso, especialmente en las zonas peladas, y después, usando algún paño limpio, que no sea felposo, hay que limpiar bien el jabón para comenzar a aplicar un poco de pega blanca en las grietas y áreas peladas.

Utilizando una brocha pequeña o un pincel, será necesario extender bien la pega alrededor de las zonas dañadas y después esperar que seque. Finalmente, hay que teñir las zonas afectadas usando betún especial para calzado y cueros.

3.      Utilizando crema humectante, bicarbonato y vinagre

Otra solución barata y fácil para disimular el desgaste un bolso que se está pelando, sería utilizar crema humectante. Este método es útil tanto en bolsos de cuero como en aquellos fabricados con material sintético que no se encuentren muy agrietados.

Para comenzar, hay que mezclar media taza de vinagre y media de agua dentro de algún recipiente, después hay que usar la mezcla para  humedecer un paño limpio y poder comenzar a limpiar el bolso.

Después, mientras se espera hasta que el bolso esté completamente seco, hay que usar otro envase para mezcla 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y 1 taza de agua. Tomando un paño suave, hay que humedecerlo en la nueva mezcla y aplicarlo cuidadosamente alrededor del bolso, antes de esperar otra vez que se seque.

Una vez seco, hay que usar los dedos para aplicar la crema humectante en el bolso y poder extenderla completamente hasta cubrirlo todo. Una vez que el bolso absorba la crema, será posible ver que las manchas desaparecerán prácticamente del todo.

4.      Utilizando cuero líquido

En caso de querer arreglar un bolso que sea de cuero, una excelente y acertada alternativa será optar por el uso de cuero líquido para cubrir cualquier grieta y/o peladura.

bolso pelado

Aunque cabe señalar que este producto reparador puede resultar igualmente útil al momento de arreglar bolsos fabricados con materiales sintéticos. En cualquier caso, es posible encontrarlo a través de diversas tiendas online y/o por departamentos.

Ahora bien, para usar esta solución será necesario empezar realizando una mezcla de jabón líquido multiusos y un poco de agua, en la cual será necesario humedecer un paño suave y limpio para poder comenzar a limpiar por completo la superficie del bolso. Después, hay que usar otro paño limpio, el cual no sea felposo, para secar bien todo el bolso.

Cuando el mismo se encuentre totalmente seco, será momento de aplicar entonces  cantidades pequeñas de cuero líquido alrededor de todas las grietas y las peladuras que pueda tener el bolso.

Por lo general, estos productos suelen contar con un aplicador parecido al que poseen los selladores;  pero en cualquier caso, lo más recomendable es intentar presionarlo el producto con delicadeza a fin de impedir que el líquido pueda terminar derramándose en grandes cantidades.

Después de aplicarlo, será preciso utilizar la hoja de alguna tijera o cuchillo para poder asegurarse de extender bien el cuero líquido alrededor de toda la superficie del bolso. De este modo será posible alisar toda la superficie.

Para terminar, solo hay que dejar que el producto se seque y en caso de querer hacerlo, aplicar un poco de tinte reparador, el cual se puede encontrar disponible tanto en color cuero como en una gran gama de otros colores que logran ajustarse a cualquier bolso.